SoƱar que te quedas paralizado/a

soƱar que estas paralizado

SoƱar con estar paralizado o inmovilizado es un sueƱo muy recurrente ligado a un cierto perĆ­odo de la vida que estĆ”s atravesando. La incapacidad para moverse o gritar cuando en realidad solo quiere escapar puede causar pesadillas o episodios alucinantes llamados alucinaciones hipnagĆ³gicas o hipnopĆ³mpicas , es decir, visiones particulares que tiene al quedarse dormido o al despertar.

SoƱar con estar paralizado generalmente refleja una situaciĆ³n incĆ³moda en la vida real, como, por ejemplo, la incapacidad de lidiar con ciertas situaciones , la pereza o incluso no querer enfrentarlas. TambiĆ©n podrĆ­a ser un auto-control excesivo que resulta en frustraciĆ³n por no haber reaccionado como en realidad le hubiera gustado.

SoƱar con estar paralizado: ParƔlisis del sueƱo

En realidad, este no es un sueƱo real, porque en el caso de la parĆ”lisis del sueƱo seguramente estarĆ” despierto y existe la sensaciĆ³n de poder tocar y ver lo que hay a su alrededor, pero con la incapacidad de interactuar de alguna manera.

Durante esta fase de sueƱo, las visiones son particularmente vĆ­vidas y reales, pero sobre todo se mezclan con alucinaciones de criaturas aterradoras que se escabullen en la habitaciĆ³n y se sientan con mayor precisiĆ³n en el cuerpo del soƱador, evitando que se mueva o hable.

Las figuras que crea la mente durante este sueƱo no estĆ”n definidas. De hecho, es difĆ­cil reconocer caras o rasgos, pero tienes la sensaciĆ³n de que son monstruosos, casi demonĆ­acos. Esto crea un estado de terror puro en el que apenas se puede respirar. Un observador externo durante esta fase solo percibirĆ­a una respiraciĆ³n un poco mĆ”s laboriosa y tal vez algunos gemidos.

La parƔlisis del sueƱo se divide en tres categorƭas:

  • ParĆ”lisis del sueƱo relacionada con enfermedades como la narcolepsia o la enfermedad de Parkinson
  • ParĆ”lisis aislada del sueƱo que ocurre esporĆ”dicamente y no estĆ” vinculada a ningĆŗn tipo de patologĆ­a.
  • ParĆ”lisis del sueƱo aislada recurrente que, aunque no estĆ” relacionada con patologĆ­as, es recurrente y provoca insomnio y dificultad para concentrarse durante los perĆ­odos de vigilia.

ParƔlisis nocturna y fase REM.

La parƔlisis nocturna generalmente dura unos segundos o minutos, en caso de que duren mƔs o de que se repitan varias veces en el transcurso de una noche, pueden crear en el soƱador el miedo a quedarse dormido nuevamente , para crear una especie de bucle donde el cansancio acentuar las crisis.

El sueƱo de estar paralizado puede explicarse cientĆ­ficamente por la falta de sincronizaciĆ³n entre el final de la fase REM y el comienzo de un nuevo ciclo de sueƱo. PrĆ”cticamente la mente se despierta en la fase REM antes que el cuerpo. En este caso, los mĆŗsculos estĆ”n completamente paralizados mientras el cerebro trabaja a toda velocidad. Este tipo de sueƱo, de hecho, ocurre con mayor frecuencia en el momento de despertar o quedarse dormido.

Leyendas populares

En el folclore popular, soƱar con estar paralizado era la concreciĆ³n de demonios o espĆ­ritus que intentaban tentar al soƱador, por lo general, hablamos de pesadillas, sĆŗcubos, brujas o duendes.

Los judƭos, sin embargo, atribuyeron estos sueƱos a Lilith, los babilonios a Lilitu, mientras que en la Edad Media se hablaba de Lamia.

En Estados Unidos, los sueƱos de parĆ”lisis se llaman SĆ­ndrome de Old Han ( SĆ­ndrome de la vieja bruja), mientras que en el sudeste asiĆ”tico hablamos de Tsong Tsuam, un espĆ­ritu maligno que visita a su vĆ­ctima durante el sueƱo sentado en su pecho y evitando que respiraciĆ³n y muchas veces sofocĆ”ndola. Un pueblo vietnamita, el Hmong, experimentĆ³ estos sueƱos casi epidĆ©micos de parĆ”lisis durante los cuales algunas personas fueron encontradas muertas.

Premoniciones

El sueƱo de estar paralizado es un presagio de eventos negativos, como la llegada de personas desagradables a su vida. Algunas personas dicen que es el reflejo del deseo de regresar al pasado, de vivir la vida en constante melancolƭa o nostalgia. Sin duda es un presagio de la llegada de un perƭodo difƭcil.

Deja una respuesta

Tu direcciĆ³n de correo electrĆ³nico no serĆ” publicada. Los campos obligatorios estĆ”n marcados con *

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia de los usuarios en nuestra web. Saber mƔs